• English
  • Español
  • Historias de Innovación: Agroalimentaria Chico, referente innovador en la industria porcina

    por Inés Zamarro & Alba Saldaña | Ene 25, 2022 | Reading time: 6 minutes | Blog

     

    Si hablamos sobre el sector porcino, uno de los nombres más relevantes del ámbito nacional es Agroalimentaria Chico (ACH). Sus años de historia han convertido esta empresa en una profunda conocedora de los secretos de la ganadería, garantizando siempre un alto estándar de calidad en sus productos.

    Pero incluso más allá de esto, destacan por ser una empresa comprometida: con el desarrollo y la repoblación del mundo rural, con la alimentación saludable, con la sostenibilidad y, por último pero no menos importante, con la innovación y la mejora continua.

    Nos reunimos con Jaime Chico Martín, CEO en Agroalimentaria Chico, para que nos haga partícipes de su experiencia, objetivos y proyectos.

     

    Jaime Chico Martín, CEO en Agroalimentaria Chico.

     

    Agroalimentaria Chico lleva tres generaciones trabajando en garantizar una alimentación de calidad a través de sus productos. ¿Qué consideráis indispensable para continuar destacando en una industria clave como es el sector porcino español?

    La innovación constante impulsada por nuestros equipos desde su preparación resulta muy importante. Para conseguir esta fórmula, son básicos tres ingredientes: personas, conocimiento y ganas de afrontar nuevos retos. Con todo esto, es más sencillo ser una organización dinámica dispuesta a adaptarse a los nuevos retos del mercado, destacando en el sector, a pesar del paso del tiempo. 

    Una de las cosas que os distinguen y os hace únicos es vuestra apuesta por la raza de cerdos Duroc incluso antes de que fuese tendencia. ¿Por qué decidisteis centraros en esta raza y por qué resulta tan especial?

    En Agroalimentaria Chico trabajamos para dar a las familias lo mejor de nuestra tierra y, para conseguirlo, necesitábamos una raza que ofreciera la mayor calidad cárnica y se adaptara a nuestra zona. El cerdo Duroc fue la elección ya que en su carne encontramos una infiltración grasa y una textura diferentes, por lo que después de tomar la decisión fuimos ajustando su alimentación y manejo para conseguir una materia prima que se convirtiera en la base de nuestras marcas.

    En carne fresca, desarrollamos Chico Duroc y, en embutidos, La Granja de Chico y Afinado. En este proceso hemos ido incluyendo y mejorando algunos aspectos, una labor casi infinita en la que seguimos centrando el trabajo de nuestro día a día. 

    En este contexto, la apuesta de Agroalimentaria Chico por la I+D+i es clara, y año tras año desarrolláis proyectos que repercuten en una mayor calidad en la carne de los cerdos, teniendo en cuenta diversos factores como la genética, alimentación y reproducción de estos animales, entre otros. ¿Nos podéis contar un poco más sobre vuestras principales líneas de investigación y sus resultados en la producción cárnica?

    Hemos iniciado varias líneas en los últimos años. En los ejercicios 2017-2018, trabajamos sobre la conjugación nutricional para mejorar el tejido graso intramuscular de nuestras carnes. La infiltración grasa en piezas nobles es muy valorada por nuestros clientes y estudiamos qué debíamos incluir en la alimentación de estos animales para mejorar este aspecto. El proyecto que recogió estas investigaciones recibió el nombre de NUTRILIPID

    Posteriormente, en el año 2020, en una línea parecida desarrollamos IBERACOLEO, otro proyecto para mejorar la infiltración, en este caso, en los animales cruce Duroc e Ibérico a través de la inclusión de aceites naturales en la alimentación, lo que nos ayudó a mejorar este parámetro. 

    Por otra parte, estamos convencidos de que una mejora en la salud de nuestros animales conlleva un aumento de la calidad de nuestros productos. Por eso, hemos realizado proyectos dedicados a investigar algunas patologías como meningitis y disenterías para tratar de erradicar sus casuísticas en algunas fases de la cría. En esta misma línea, utilizando como palanca la prevención basada en el manejo, proyectos como COPROLICER, ESTIMUNDEF y ESTRADESAM nos han servido para conocer la influencia de modificar condiciones de vida en nuestros animales y ver cómo mejora su salud.

     

     

    El Instituto de Competitividad de Castilla y León ha valorado positivamente en varias ocasiones el alto potencial de vuestra empresa. ¿Qué ha supuesto para vosotros el impulso de esta institución?

    Es muy importante el apoyo de las instituciones en este tipo de iniciativas. No es fácil para las pymes apostar por la innovación en un día a día que nos conduce a focalizar en otros aspectos. 

    Por eso, tener un respaldo económico avalado por la administración, habiéndonos concedido ayudas como la Línea Fomento de Innovación en PYMES y la Línea Incorporación de TIC en PYMES, ha sido de gran ayuda. 

    Tras varios años colaborando con vosotros, desde Evolution hemos tenido la suerte de comprobar cómo Agroalimentaria Chico se ha beneficiado de los distintos incentivos que supone el desarrollo de proyectos de I+D+i. ¿Cómo valoráis vuestro trabajo con Evolution y qué es lo que destacaríais de nuestros servicios?

    Desde que comenzamos en 2017 a colaborar con Evolution, se han convertido en un partner fundamental para ACH, pasando a ser un recurso clave para nosotros en nuestra gestión de la I+D+i. Considero que los objetivos planteados han sido superados y, gracias a ellos, hoy afrontamos nuestros proyectos innovadores de forma más profesional y ordenada. Me gustaría destacar su capacidad para integrarse en nuestros equipos y trabajar con ellos, sin generar mucho ruido en nuestro día a día. 

    Solo nos queda una pregunta más: ¿Cómo os planteáis este nuevo año 2022 en Agroalimentaria Chico? ¿Cuáles serán vuestros principales retos?

    Afrontamos el 2022 con mucho ánimo y tratando de ser positivos, aunque nos preocupa la subida de las materias primas que venimos sufriendo desde el último trimestre del 2021, lo que puede suponer que el año se complique. 

    Nuestros retos tienen que ver con el crecimiento en mercados exteriores, la transformación digital como base de mejora de nuestros procesos y una intensificación en el desarrollo de fórmulas de producción aún más sostenibles y circulares. Este último es un reto que nos ilusiona y nos motiva especialmente. 

    Desde el punto de vista de la investigación, estamos instaurando las bases para un nuevo proyecto que pueda demostrar la capacidad antioxidante de nuestro producto estrella, el jamón, y su capacidad para mejorar la calidad de vida de las personas a través de su consumo.

     

    Nuestros retos tienen que ver con el crecimiento en mercados exteriores, la transformación digital como base de mejora de nuestros procesos y una intensificación en el desarrollo de fórmulas de producción aún más sostenibles y circulares.

    Jaime Chico Martín

    CEO, Agroalimentaria Chico (ACH)

     

    Muchísimas gracias por vuestro tiempo y por hacernos partícipes de los proyectos tan interesantes que desarrolláis en Agroalimentaria Chico. Os deseamos muchísima suerte en esos ambiciosos retos que tenéis para el futuro y esperamos volver a hablar pronto de vuestros progresos en I+D+i.